Bienvenidos a esta página dedicada a los amantes de los tulipanes y de esas cosas especialmente simples que se disfrutan en la vida.

   

 

 

Cómo cultivar tulipanes

El tulipán es una planta que en el jardín sirve para ornamentar casi cualquier espacio vacío, contorno de un arbusto, canteros individuales, macetas, etc. También es muy interesante el largo del tallo que se logra, permitiendo su uso como flor de corte.

La mayoría de los tulipanes son de flor simple y orientada hacia arriba; compuestas de seis pétalos acuminados (cerrados en forma de corazón al revés) y seis estambres. La floración dura desde fines de octubre hasta mediados de diciembre, dependiendo de la variedad. La época para plantar los bulbos es un poco variable en cuanto al momento preciso, pero se podría decir que va desde abril a julio.

Desde la base del tallo surgen las hojas de color verde natural al verde grisáceo, normalmente lanceoladas. Las flores son solitarias, pueden ser simples o dobles y sus colores van de uniformes a jaspeados. La planta crece hasta unos 20 centímetros de alto y contrariamente a lo que se supone, son muy resistentes al frío y a los fuertes vientos.

Son rústicos pero, tienen un muy buen comportamiento en suelos sueltos con buen drenaje; es conveniente evitar los suelos de escaso drenaje, es decir suelos donde se producen encharcamientos esto afecta a la planta por asfixia o proliferación de hongos.

Una vez completo el ciclo, la experiencia se puede repetir, cuando la flor se marchitó es conveniente cortarla en su base y dejar que la planta siga su ciclo normal hasta que logra la senescencia, no es una regla pero aproximadamente son cuatro semanas después de la caída de sus flores, en esta etapa los bulbos se deben cosechar y ser conservados en un lugar fresco y aireado el momento de plantación.

El hecho de plantar los bulbos en el momento adecuado permite que estos puedan tener un buen desarrollo radicular como también acumular las horas de frío que le corresponde para poder romper la latencia. Si se los planta fuera de época, los bulbos quedan en letargo sin desarrollarse. Mucha gente no obtiene los resultados esperados, porque los planta antes o después de lo indicado.

La distancia entre bulbos debe permitir la plantación de 30 de ellos por metro cuadrado, para obtener un cantero compacto. La profundidad no debe superar los 10 centímetros.

 

Cómo comprar los bulbos

1. Compre bulbos producidos en Argentina. Los bulbos importados o los traídos por ejemplo desde Holanda o el hemisferio norte, raramente florecen porque están en contra estación.

2. Observe que estén en algún envase o bolsita que les permita respirar; que no estén verdes de hongos y que no estén secos (en ese caso son muy livianos).

3. Compre bulbos de buen tamaño. Se conocen comercialmente como bulbos calibre 11/12. Al ser de menor tamaño los bulbos, las flores van a ser más pequeñas.

4. No exponer los bulbos al sol y guárdelos en lugar fresco (puede ser la heladera, no el freezer) hasta el momento de su plantación.

 

Cuándo y dónde plantarlos

1. Se plantan en otoño; desde principios de abril a fines de junio.

2. Se cultiva en todo tipo de suelos pero los prefiere sueltos, ligeros y también se adapta a los que son arenosos. Lo importante que pueda retener la humedad pero que no se encharquen porque esto ocasiona la podredumbre de los bulbos.

3. Prefieren lugares con poca luz directa; sombra o media sombra en el jardín o en los balcones.

 

Cómo plantarlos

1. En primer lugar se debe preparar el suelo, este debe estar lo más mullido posible y con una profundidad de unos 25 cm.

2. La forma de plantar los bulbos en el jardín es, una vez definido el espacio a cubrir se desparraman la cantidad de bulbos necesarios y ayudándose con una palita de jardín se van enterrando.

3. En el jardín se plantan los bulbos con la punta hacia arriba, a 15 cm. de profundidad y 10 cm. de distancia entre ellos. Es conveniente plantarlos, siempre que sea posible, en espacios con forma circular, también quedan muy presentables si se mezclan las distintas variedades.

4. En las macetas, como mínimo de 15 cm. de diámetro, se pueden poner 6 bulbos asentándolos sobre 5 cm. de tierra y completar hasta el borde.

 

Riego y cuidado

1. Luego de haberlos plantado, se debe revisar la tierra periódicamente y mantenerla siempre húmeda, para el caso de lugares fríos, donde los suelos se congelan basta con un riego inicial hasta el momento que brotan.

2. No se necesitan fertilizantes, si los bulbos son de buena calidad bastará con los nutrientes que esta tiene para llegar a una buena floración.

3. Cuando los tulipanes son plantados en macetas, estas pueden quedar a la intemperie hasta que la planta a logrado unos 6 a 8 cm. de altura. Luego pueden ser llevadas al interior, siempre tratando de que estén en un lugar fresco, de esta forma se logrará un mayor tiempo de permanencia de la flor.

 

Clima y uso de la heladera

1. Si se trata de cultivarlos al aire libre en jardines o macetas, en regiones donde el invierno es largo y frío (ej. Patagonia), los bulbos reciben el frío natural y necesario que les permite romper la latencia y comienza la emisión de raicillas y su floración será de manera natural durante la primavera, dependiendo el tamaño de flor y lago del tallo solo de la variedad y tamaño de bulbo plantado.

2. En el norte de la Argentina, donde los inviernos no son bien marcados los bulbos requieren de frío artificial

3. Al norte de estas zonas se le puede dar el frío en la heladera. En ese caso dejarlos dos meses, desde marzo hasta mayo, en el cajón de las verduras dentro de una bolsa de red. Plantarlos la primera semana de junio.

Fuente: Julio C. Mora - Pro huerta - EEA Santa Cruz - INTA